Las peluquerías organizan protestas en 77 ciudades para exigir la bajada del IVA

18/01/2021

El próximo 20 de enero las peluquerías de casi toda España saldrán a la calle para exigir el Gobierno una bajada del IVA.

Las peluquerías, barberías y salones estéticos saldrán a la calle el próximo 20 de enero para exigir al Gobierno una bajada del IVA. La crisis de la Covid-19 ha puesto en juego la supervivencia de 28.801 establecimientos, que no pueden aguantar mucho tiempo más, y que apuestan por una bajada de este impuesto para conseguir pronta recuperación. El sector de la imagen personal llevan años peleando para conseguir una rebaja de este impuesto y el próximo miércoles llevarán su lucha a las calles de más de 77 ciudades.

Se trata de una de las “movilizaciones más importantes de la historia de la peluquería y estética a nivel nacional” señalan en un comunicado. Asimismo, explican que es fruto de la colaboración de más de 100 entidades, desde asociaciones, colectivos y plataformas, hasta marcas y proveedores de los locales, pasando por clubes profesionales de la actividad. Todos ellos se unen para visibilizar la difícil situación que afronta el sector y la “sangría fiscal que supone soportar un IVA al 21%” en estas condiciones.

Según apuntan, en base a los datos sobre la actual situación económica del sector y que recoge la IV Oleada del Estudio de Impacto Económico de la crisis del COVID sobre la actividad, el año pasado 10.464 salones de peluquería y estética bajaron su persiana para siempre, dejando a mas de 52.000 personas sin trabajo. Se trata de la desaparición del 21,8% del sector de la imagen personal y del 48,1% de los empleados que de él dependían.

Una grave situación que no parece mejorar en las previsiones para 2021: podrían desaparecer 18.337 salones de peluquería y estética. Esto es el 48,9% de los negocios que mantienen en estos momentos su puertas abiertas. El presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE), Luis Herrera-Portugal, reconoció a este diario digital que la situación es trágica para estos profesionales, en su mayoría trabajadores por cuenta propia, “recibo muchas llamadas autónomos llorando porque no saben qué más pueden hacer para sacar sus negocios hacia delante”.

La bajada del IVA puede ayudar a su recuperación

El sector de la imagen personal lleva muchos años luchando para que peluquerías, barberías, salones de belleza y centros de estética dejen de soportar el IVA al 21% y pasen pasen al tipo reducido del 10%. Fue en septiembre de 2012 cuando su situación fiscal empeoró, ese año se produjo una subida de los tipos general y reducido del IVA, del 18% al 21% y del 8% al 10% respectivamente.

Una modificación del impuestos que afectó profundamente a diversos servicios y productos que tributaban por el tipo reducido del 8% y que pasaron a hacerlo al 21%. Y entre los que se encuentran las peluquerías, los servicios veterinarios a animales de compañía, los servicios funerarios, los gimnasios, los espectáculos en vivo o el cine. Todos ellos lucharon desde ese mismo momento por una reducción del IVA, pero por el momento sólo los dos últimos han conseguido la ansiado reducción (los conciertos, la danza y los taurinos lo lograron en la Ley de Presupuestos del Estado de 2017 y el cine en los de 2018)

Se trata de un asunto que los diferentes Gobiernos han abordado en determinadas ocasiones, pero sobre el que no han llegado a tomar una decisión. Según el presidente de CONEPE este año diferentes organizaciones del sector se han reunido en varias ocasiones para negociar con el Ejecutivo una bajada del IVA pero, por el momento, no se ha conseguido ningún avance. Luis Herrera- Portugal denunció la falta del empatía del Gobierno con el sector: “las restricciones nos quitan clientes y el Ejecutivo no nos ayuda, todo lo contrario nos obliga a pagar más con la cuota, permitiendo a las compañías que incrementen como quieran la factura de la luz o con la decisión de no bajarnos el IVA”.

La bajada del IVA a las peluquerías es una medida que afecta a los autónomos indirectamente, ya que este impuesto recae sobre consumidor final y ellos son simplemente encargados de recoger ese IVA y devolvérselo a la Administración. Sin embargo, sí afecta al precio al que ofrecen sus servicios, ya que un IVA al 21% el precio final que paga el cliente. Esto les obliga o bien a subir los precios, o bien a perder parte de sus pocos beneficios para no perder los pocos clientes que tienen.

Además, denuncian la imposición de un IVA al 21% y no al 10% “como corresponde a un sector que presta servicios esenciales”.

También van a demandar el Gobierno

Su situación no sólo obliga a las peluquerías a salir a la calle, sino que también les ha llevado a interponer una demanda al Gobierno para resarcir los daños sufridos por la emergencia sanitaria. Reclaman que el Gobierno les obligó a cerrar sus negocios sin un motivo justificado y solicitan una indemnización para el sector de más de 150 millones de euros.

Así desde el Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE) han iniciado una campaña para movilizar al sector de la imagen personal y “activar una macro reclamación patrimonial a la administración que permita defender los intereses económicos de los pequeños y medianos negocios de este sector” detallan en un comunicado.

Esto a provocado una grave situación en los establecimientos, que unido a la discriminación sufrida durante la pandemia les obliga a tomar acciones judiciales. Según detallan, el cierre de este tipo de establecimientos sin justificación es una circunstancia que se han dado en varias ocasiones a lo largo de los últimos diez meses. Según CONEPE, un ejemplo de ellos es la Resolución SLT/2546/2020, de 15 de octubre de 2020 dictada por la Generalitat de Cataluña, que limitó la actividad de peluquería y servicios higiénicos y decretó el cierre forzoso de los salones de estética “sin ningún tipo de evidencia epidemiológica sobre el incremento de los contagios. Olvidando que este sector cuenta desde el principio con unos protocolos higiénico-sanitarios muy estrictos y rigurosos en su actividad que garantizan la absoluta protección de los clientes” apuntan